Isabel Ambrosio
Isabel Ambrosio Alcaldesa de Córdoba

Córdoba, Junio de 2017

Quiero agradecer la oportunidad que me da la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Córdoba, para dar la bienvenida a los participantes en este V Encuentro de Jóvenes de Hermandades y Cofradías 2017, que durante este fin de semana de octubre reunirá en nuestra ciudad al futuro de la Semana Santa de nuestro país.

La elección de Córdoba para este encuentro, adoptada el año pasado en Palencia, es un acierto absoluto, máxime en el año en que, por primera vez, la Carrera Oficial de nuestra Semana Santa se ha trasladado para permitir a todas las hermandades, poder realizar su estación de penitencia en el interior de la Mezquita Catedral, algo que difícilmente se puede experimentar en ninguna otra ciudad.

Quienes no hayáis estado nunca en la Semana Santa de Córdoba, escucharéis como la misma se ha convertido, además de una genuina expresión de espiritualidad, en un abanico de experiencias sensoriales mezcla de aromas de azahar, incienso y cera, con imágenes imborrables de una de las imaginerías más espectaculares del mundo, acompañadas por los sonidos de las bandas de música y algunas de las mejores saetas de Andalucía que cuando menos se lo espera, sorprenden al visitante en rincones de una belleza incomparable y complementadas por una gastronomía que si ya en su concepto general es uno de los grandes atractivos de nuestra ciudad, se esmera aún más en esos platos y postres de cuaresma y Semana Santa que con todo merecimiento, se han hecho con un hueco nada menor en nuestra oferta.

Si no hace muchos años fue la irrupción de los más jóvenes, encuadrados en las diferentes cuadrillas de costaleros de diferentes ciudades, la que supuso revitalizar la Semana Santa de muchas de nuestras ciudades, que languidecían precisamente por la ausencia de savia nueva, encuentros como estos demuestran que su futuro está más que garantizado en lo que al relevo generacional se refiere. 

Estamos ante una celebración histórica que ha sabido mantener lo esencial de la tradición, evolucionando para convertirse en una cita que congrega cada primavera a decenas de miles de personas, tanto participando en su organización, como disfrutándola como espectadores. La adaptación de esta manifestación al siglo XXI, a las nuevas tecnologías y a todo lo que ello supone, solo puede llegar de la mano de los jóvenes. De ahí la importancia de citas como esta de Córdoba.

Durante estos días se producirá en Córdoba la conexión y coordinación de los  jóvenes participantes, el intercambio de experiencias, la difusión de aquellas actividades que fomenten el estudio y el análisis de la realidad cofrade en el siglo XXI, así como la coordinación con otras asociaciones, grupos o entidades de ámbito local, regional, estatal o supraestatal.

Los valores culturales, antropológicos, históricos y artísticos, hacen de la Semana Santa, uno de los momentos más sobresalientes para conocer y disfrutar de nuestras ciudades. Si visitarlas es una experiencia única, hacerlo durante la Semana Santa, supone un plus que deja a quienes se acerquen a conocerlas imágenes que solo en esos días se pueden. Hacer que además resulte actual y atractiva para los más jóvenes, es el reto fundamental para garantizar el futuro de la misma.