Casi 500 jóvenes de toda España participaron, del 24 al 26 de octubre, en el II Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías que tenía lugar en Cartagena y que organizaba el Área de Juventud de la Cofradía California. Durante tres días, ponencias, mesas redondas, conciertos, convivencia y diversión que hanestrechado lazos entre ‘semanas santas’ tan dispares como Sevilla, Palencia, Córdoba, Lorca o Cartagena.

Resúmen del encuentro

En estos momentos de crisis tan severos, nos encontramos ante un laicismo casi total, cada vez más ‘aquí todo vale’. La Iglesia, ante esta situación, se encuentra con una necesidad de reevangelización.

La Semana Santa es una de las maneras de enraizar la fe en la vida de todo cristiano llevando a la calle el mensaje de Cristo. Este mensaje debe transmitirse a las nuevas generaciones para que se mantenga vivo y la comunicación es la sangre y el oxígeno necesario para ello. Pero si las hermandades y cofradías quieren llegar a estas generaciones deben de adaptarse a este mundo cada vez más digitalizado. Las nuevas tecnologías forman parte de la vida de los jóvenes, son uno de sus principales medios de comunicación, por lo que, la presencia de las cofradías en la red es fundamental para atraer su atención.

Además, debe de permitirse la participación del joven dentro de la vida de su cofradía para hacerles sentir que son parte de ellas y para enseñarles el espíritu de unión y caridad que se respira dentro de ellas. Los jóvenes cofrades, por su parte, tienen que tener una actitud de ayuda, entrega, humildad y perseverancia, deben de quitarse las corbatas, coger sus andas y salir a la vida siguiendo el ejemplo de Jesús que cargó con su cruz. Por tanto, las hermandades y cofradías deben de atraer la atención de los jóvenes, hacer pastoral juvenil, porque son el presente y el futuro de las mismas. Es necesario mantenerlos sedientos de Dios para que sigan siendo la luz del mundo.